ARTE-FINAL-LOGO-PNG_edited_edited.png

Camino del Carretón 

S/c - C.P. 38550 - Arafo

Valle de Güímar - Tenerife 

Islas Canarias

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

@FincaElCarreton

facebook.com/FincaElCarreton

Esta sitio web ha sido diseñado por @KingsOfSocialMedia y puede contener recursos gráficos modificados de Wix, Freepik, Flaticon. Fuentes Tipográficas de los diseñadores Ryoichi Tsunekawa (Bebas Neue Regular) y Kimberly Geswein (Architects Daugther)

plantas frutales

Se presupone de origen prehispánico. No está registrado aún en las variedades presentes en España. Variedad en extinción en 1989, rescatada, ensayada y divulgada desde la finca El Carretón en 1990 como variedad de frutal óptima para su cultivo en Canarias. Produce desde el primer año de plantada y fructifica 2 o 3 veces al año. Frutos de color negros violáceos y de mayor calibre entre las variedades de higueras autóctonas de Canarias.
El higo fue un alimento básico, de forma deshidratada, para los campesinos de las Islas, junto a la leche de cabra, el queso, el gofio, las papas y el mojo.
Existen dos variedades más plantadas en la finca: la Brevala y la Mulata o Gomera.

higuera de alibra

higuera de mulata o gomera

Variedad autóctona. Es la higuera más habitual en las zonas costeras de las Islas, por su alta producción, su doble producción al año y excelente variedad para elaborar los higos deshidratados (higos pasados), ya fuera al sol o en hornos de leña tradicionales y especializados. Fruto de color gris violáceo. La primera producción se obtiene en la zona costera (La Costa) y finales del mes de mayo. La hoja se utiliza como forraje para los animales. La higuera, junto a la “penca ” o “tunera” ( ver nº 34 ) , históricamente, han contribuido a la adaptación y autosuficiencia de la población en muchas zonas áridas de Canarias. Esto se debe a que estas dos especies toleran la sequía, la salinidad, el viento y son aprovechables para uso doméstico y animal. Los frutos deshidratados se conservan todo el año, denominándose “higos pasados”.

(Ficus Carica)

higuera brevala

Variedad autóctona. Es la variedad mas cotizada por los conocedores de esta fruta. Produce dos cosechas al año y su fruto es de color negro, alargado y de alto contenido en azúcar. En la óptima maduración se manifiestan unas grietas de color blanco en la piel, muy característica de esta variedad. En Canarias existen más de 18 variedades de higueras autóctonas.

Son variedades de mango importadas desde Centroamérica en el transcurso de estos últimos 5 siglos y plantadas en zonas subtropicales de las islas, frecuentemente en las desembocaduras de los barrancos, por la posibilidad de riego; protección de vientos y microclima subtropical que presentan éstos. En la actualidad se utilizan como patrón para injertar variedades más comerciales que no presenten fibra en la fruta. Las variedades locales presentan fibra en la pulpa de la fruta, pero suelen ser más exquisitas de sabor.

mango local

Se le denomina así en Canarias, al mango que no contiene fibras en el fruto. Se suele injertar sobre el mango local por su adaptación al terreno, el agua y el clima de las islas. Estas nuevas variedades se introdujeron en Canarias hace mas de 35 años, provenientes de selecciones de mangos investigados en California y posteriormente estudiadas en el Instituto de Investigaciones Agrarias de Canarias (ICIA).

manga (mango local injertado)

Introducido desde la península Ibérica. Muy habitual en la geografía canaria como la higuera y la chumbera por su gran adaptación a la sequía. Fruto de color negro parecido a la piel de la frambuesa, muy delicado y exquisito. Con el zumo de la fruta se elabora el “Vino de Mora”, utilizado para las hemorragias internas. La hoja Se utilizaba como forraje para el ganado. En la isla de La Palma (El Paso)) aún permanece la cría del gusano de seda, donde se emplean los hojas de moral para alimentar a estos lepidópteros y obtener los capullos de donde proviene la seda, para su posterior elaboración.

moral

Procedente de Centroamérica (México) e introducida en Canarias por los barcos procedentes de América hacia Europa, con escala en las Islas. Es un cactus que se ha extendido por toda la geografía canaria desde los 100 a 1400 metros sobre el nivel del mar. El fruto es de color naranja o amarillo, denominado en Tenerife “higo pico” (rojo o blanco) por la gran abundancia de picos minúsculos de fácil inserción en la piel del que lo roza o toca. Su fruto es comestible y se debe limpiar de picos previamente a su manipulación y consumo. Estos se deshidrataban. denominándose “higos porretos”. Las hojas o palas son comestibles para todos los animales de la granja. En éstas se reproduce un insecto parásito de forma redondeada y de color blanco llamado “cochinilla” de donde se obtiene un tinte de color morado, muy apreciado como tinte natural y comercializado hasta mediados del siglo 19. La temporada del higo pico dura desde principio del verano hasta bien entrado el otoño. La gastronomía canaria no ha incorporado esta planta en sus platos, como ocurre en México.

penca o tunera - chumbera

(Ficus Opuntia)

Aguacatero local

Proceden de los países de Centroamérica e introducido en las Islas posterior a la conquista de Las Américas. Es una especie muy similar a las condiciones de cultivo del mango. La mayoría de las diferentes variedades de aguacate de tipo local en Canarias presentan pocas cualidades comerciales, pero por su rusticidad y adaptación al suelo-clima, se utilizan como patrón para injertar las variedades más comerciales como el “Hass” o el “Fuerte”, muy abundante en los mercados canarios.