SISTEMAS DE ENERGÍAS LIMPIAS

(Posa el cursor sobre cada imagen para leer el contenido sobre los sistemas de energías limpias o sostenibles)

COCINA SOLAR

La cocina solar parabólica , es un sistema de captación de energía calórica del sol . Consiste en concentrar los rayos del sol en un punto, en el cual se ubica un recipiente para elaborar comidas, pudiendo alcanzar temperaturas de 600 grados centígrados. El sistema que se expone está construido con material de aluminio y destinado a países pobres y deforestados, por medio de la iniciativa de una O.N.G. europea.

BIODIGESTOR

Producción de biogás (METANO) por descomposición anaeróbica (ausencia de oxígeno), de la materia orgánica.
Posibilidad de tratar residuos biodegradables (estiércol, papel, aceites fritos, residuos agroforestales, residuos de la industria láctea, cárnica, licorera, etc. Obteniendo gas metano utilizable en la producción de energía eléctrica, cocción de alimentos, hornos, estufas, secadores, calderas y otros sistemas de combustión a gas.
Además, genera un efluente que es un magnífico fertilizante orgánico rico en nitrógeno, fósforo, potasio, microelementos, etc.

PLACA FOTOVOLTAICA
O PANEL SOLAR

Sistema para transformar la energía de la luz del sol energía eléctrica por medio de células fotovoltaicas de alto contenido en sílice, distribuidas en una plataforma rectangular y orientada hacia el sur para aprovechar mejor los rayos de la luz en invierno. Este panel puede desarrollar sobre 70 vatios de corriente eléctrica que se acumulan en una batería. Los paneles se adosan uno a otro, formando grandes superficies capaces de abastecer las necesidades energéticas de los hogares.

COLECTOR DE AGUA
CALIENTE

Es un sistema de captación de energía calórica del sol por medio de un panel acristalado, de color negro, bajo el cual está implantado un serpentín lleno de agua, la cual circulará por convección de temperatura, alrededor de un depósito de agua destinado para uso doméstico o industrial. El calor del sol, se concentrará por medio del color negro y del efecto invernadero que provoca el cristal que encierra el panel, calentando el agua del serpentín y ésta al depósito por donde transcurre el agua a utilizar. Se puede alcanzar temperaturas en el agua de 80 grados centígrados.